Search

Comer Spaghetti y no morir en el intento...

El problema al comer pasta surge con las pastas “largas": spaguetti, tallarini, papardelle, etc.
El resto de pastas, macarrones, raviolis, etc.. se pinchan o se recogen con el tenedor.
A veces preferimos no pedir pasta larga para no tener que “enfrentarnos” a ella.
Nuestro modelo a seguir son los italianos, ¿cómo lo hacen ellos? No utilizan  jamás la cuchara. Si la pides en un restaurante de Italia te mirarán de forma rara ya que se considera de muy mala educación. La pasta larga tampoco se corta. Atacar el plato con cuchillo y tenedor es incorrecto. Tampoco se corta con el lado del tenedor.

La pasta larga se debe servir en plato hondo (como el de la sopa). Clavamos el tenedor en el centro del plato y llevamos una porción de la pasta hacia un lado del plato, de manera que utilicemos la pared del plato hondo para apoyarnos. Ahora colocamos el tenedor en vertical y enrollamos la pasta de manera que quede totalmente enrollada. Seamos prudentes a la hora de coger la pasta: ¡cada hebra de spaguetti mide 25 cm, así que con un par de hebras tenemos medio metro de pasta en la boca!

La pasta no se debe sorber o aspirar, ni tampoco debe quedar colgando de la boca para continuar parcialmente enrollada en el plato. No se debe poner la servilleta como babero ni mojar más salsa que la que lleve la pasta impregnada.

Un  italiano reconoce a kilómetros a un no italiano por la forma que tiene de comer pasta. ¿Te animas a comer un buen plato de spaghetti y no morir en el intento??

¡Prueba estos trucos con nuestros tagliatelle!

No hay comentarios:

Publicar un comentario