Search

Vinagre Balsámico de Módena

Aunque se ha puesto de moda recientemente, el vinagre balsámico ("Aceto Balsamico Tradizionale di Modena") ya se elaboraba en el siglo XI con fines medicinales y su utilización fue extendiéndose a otros países de Europa después del siglo XVIII. El secreto de su artesanal y prolongada elaboración, que se guardaba celosamente entre las generaciones de cada familia, hizo que se convirtiera en un producto de lujo que solamente podían disfrutar las clases más adineradas, y se convirtió en un precioso regalo entre los nobles.

El "Vinagre Balsámico de Módena" que encontramos en los supermercados, a precios más asequibles y en botellas más grandes, no es el auténtico "Aceto Balsamico Tradizionale", sino su versión industrial en la que normalmente se mezcla un poco de mosto cocido con vinagre de vino, se le añade una esencia aromatizante, se embotella y ya está listo para su consumo.


Cómo usar el Vinagre Balsámico de Módena

El "Aceto Balsámico  di Modena" tiene un sabor muy agradable, pero a su vez es fuerte, por lo que si no se emplea adecuadamente se puede llegar a estropear un plato.
Para que esto no ocurra, te damos unas claves a tener en cuenta a la hora de usarlo:

1. Antes de utilizarlo prueba un poquito con una cucharita e imagínate que tal le va al plato que estás cocinando. Normalmente se utiliza para aderezar platos de carne, verduras y ensaladas de hoja verde, y su empleo no es una fórmula fija sino más bien una apetencia de su sabor particular en un momento adecuado.

2. Si lo vas a utilizar para aderezar ensaladas hay que respetar el orden de aliñar; primero con sal, después con el vinagre balsámico y finalmente con el aceite.

3. En el caso de utilizarlo como aliño de ensaladas o de platos de verdura, primero hay que colocar los alimentos en la fuente de servir y se aliña inmediatamente antes de presentarlos en la mesa.

4. Calcula una cucharadita por persona.

5. Cuando el vinagre balsámico se utiliza para cocinar platos calientes, debes añadirlo al plato justo antes de retirar la comida del fuego. De esta manera los alimentos se impregnan con su sabor sin perder su especial aroma.

6. Se conserva muy bien en la botella de cristal siempre que esté bien cerrada, hay que mantenerlo fuera de la luz y del calor, y no debe guardarse cerca de otros productos que despidan un olor fuerte.

¿Te animas a acompañar tus platos con el Aceite Balsámico de Módena? en www.cosasdepasta.com lo encontrarás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario