Search

Los orígenes de la pasta



La pasta es un cereal que abunda en nuestras mesas desde hace mucho tiempo. Se trata de una mezcla de harina y agua a la que se le pueden añadir otros ingredientes para ensalzar su sabor: sal, huevo, verduras, leche..

Puede estar elaborada con diferentes tipos de harina, siendo la de trigo la más conocida y comercializada. Se prepara hirviéndola en agua y son muchas las formas de acompañarla y hacer de ella un plato sabroso y nutritivo.

Pero ¿cuándo se originó este estupendo producto?

Hay muchas teorías entorno a sus inicios, algunos investigadores afirman que fue Marco Polo quien la introdujo en Italia tras uno de sus viajes a China, en 1271; otros creen que es más antigua, proveniente de las civilizaciones etruscas.

En China, todavía hoy, la pasta es uno de sus platos estrella, bajo la forma de fideos y con el nombre de "noodles".



También, en Nápoles, encontramos referencias de platos elaborados por los griegos con harina de cebada y agua secada al sol.

Los romanos desarrollaron instrumentos para la elaboración de un tipo de fideo ancho que en griego recibe el nombre de "laganon", parecido a la lasaña de nuestros tiempos. Lo curioso de esta pasta es que no se hervía en agua, sino que se tostaba en piedras calientes, lo que recuerda a la pizza.



Hay evidencias de que en el siglo V, en Jerusalem, ya cocinaban los fideos hirviéndolos, estos fideos recibían el nombre de "itriyah".

En el 1150, en Palermo, se produce en abundancia una "pasta con forma de tiras" que se exporta a todas partes (países tanto musulmanes como cristianos) mediante barcos. Ésta es la primera fuente histórica de producción de pasta seca, a escala industrial.

En el siglo XVII, una pequeña revolución tecnológica hizo posible producir pasta a un precio más bajo, de manera que la gente tuvo mayor accesibilidad a este producto. Este hecho hizo que se convirtiera en el alimento principal del pueblo de Nápoles. Además, se pudo exportar pasta seca por toda Italia mediante las instalaciones portuarias.

Rápidamente, la industria de la pasta creció y a finales del siglo XIX se realizaban envíos por todo el mundo. En el siglo XX  los avances para fabricar pasta en Italia hicieron que este producto conquistara el mundo.



Y es que esta masa de harina y agua nos da un impresionante juego en la cocina desde hace siglos, de manera que cada plato de pasta esconde un poco de nuestra historia gastronómica.

Se ha avanzado tanto en este sector, que ahora podemos encontrar la pasta de muchas formas y colores en todo el mundo, pero en Italia seguimos encontrando la mayor variedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario