Search

El café: una bebida consumida en todo el mundo



El café es una bebida muy consumida en todo el mundo. Se obtiene a partir de las semillas de la planta del café, las cuales han sido tostadas y molidas para su elaboración. Dichas semillas tienen un alto contenido en cafeína, por lo que resulta una bebida estimulante.

La planta del café se cultiva principalmente en países tropicales y subtropicales, encontrando en Brasil más de un tercio de la producción mundial. Podemos decir que es una de las bebidas más consumidas mundialmente, y es que a diario se llegan a elaborar unos 2.250 millones de tazas de café.

La planta del café se conoce como "cafeto", se trata de un arbusto que crece en las regiones tropicales, con climas primaverales o veraniegos. De este arbusto brota unas bayas rojas, conocidas como cerezas de café. Cada una de estas bayas contiene en su interior dos granos de café (su propia semilla). En función de la zona donde se cultiva y el clima que le envuelve, las bayas adquieren un aroma más fino y aromático o más fuerte y ácido.



Es una bebida con historia, pues se tienen datos de su consumo desde el siglo XV. En la década de 1650 comenzó a comercializarse mucho en Inglaterra, lo que conllevó a abrirse la primera cafetería ubicada en Londres en el 1652, mientras que en América se abría la primera en Boston en el 1689. En España, los intelectuales empezaron a reunirse en cafeterías a finales del siglo XIX.


La recolecta del café es laboriosa, ya que se deben recoger manualmente cada grano de café que esté maduro, o en el caso que no se emplee este método, deben descartar después los granos que no estén en su punto, ya que estos confieren un sabor muy ácido. Una vez recolectados se procede a retirar la pulpa y obtener el grano de café, conocido como "café verde", el cual pasa por un proceso de secado y posteriormente de tostado.  También se procede al paso de descafeinar el grano, en el caso de quere obtener un café sin cafeína. Por último se debe moler el grano antes de realizar la infusión de café. Para conseguir mantener todos los aromas del grano de café, siempre es aconsejable moler el grano en el momento de realizar la infusión, aunque en el mercado podemos encontrar el café ya molido para ahorrarnos este paso.


Suele degustarse con el desayuno, aunque también es muy común después de las comidas o cenas o para acompañar un evento social como puede ser una charla de negocios o entre amigos.

Una forma típica de tomarlo es con leche, ya sea con o sin azúcar, aunque existen multitud de variedades según los gustos de cada consumidor: con crema de leche, nata, leche condensada, chocolate, licor... así como caliente, frío o con hielo; en la variedad está el gusto.


Lo cierto es que el café engloba todo un mundo de elaboraciones, tanto a nivel de plantación, recolecta y procesado, como a nivel de preparación de la infusión y consumo por parte de la población. Hay muchos matices y detalles que influyen en su sabor. En Italia, el café es una bebida típica por excelencia y encontramos muchos baristas expertos en la materia a la hora de servir esta popularizada bebida.


Tan apreciado es el sabor del café que hoy en día lo encontramos en multitud de recetas de galletas, postres, tartas... siendo el Tiramisú, el dulce por excelencia en el que se mezcla el sabor intenso del café con la cremosidad del mascarpone; lo que equivale a tomar un café con leche o nata en estado sólido.


Si quieres preparar este dulce, en nuestra tienda encontrarás un estupendo mascarpone y unos deliciosos bizcochos para elaborar la receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario