Search

Congela la pasta fresca: se conservará como el primer día

La pasta es un ingrediente de la dieta mediterránea muy agradecido, pues no sólo permite un sinfín de formas, rellenos y elaboraciones culinarias sino que además tiene una larga durabilidad, pudiéndose conservar durante mucho tiempo, incluso la pasta fresca.

La pasta seca siempre es un recurso muy práctico que en la mayoría de hogares encontraremos en la despensa; y es que su conservación es muy sencilla: en algún envase cerrado y en un lugar fresco y seco, por ejemplo, un armario de cocina.

La pasta fresca, a diferencia de lo que se suele pensar, se puede conservar perfectamente como el primer día si la congelamos. El congelador siempre es un recurso fantástico en las cocinas, pues nos permite mantener frescos muchos ingredientes que en el frigorífico, sólo nos durarían unos 3 o 4 días.

¿Cómo podemos congelar la pasta fresca?



Si tenemos pasta fresca y queremos conservarla para otra ocasión, podemos guardarla en bolsas de congelación en el congelador. Lo ideal es preparar diferentes bolsas, repartiendo el producto en porciones, de este modo, cuando queramos cocinarla, simplemente cogeremos las porciones necesarias para ese día.

Si preferimos congelar directamente un paquete de pasta comprado, sin necesidad de racionar el producto en porciones, también podemos hacerlo sin ningún problema.

Si la pasta la hemos elaborado nosotros a mano y queremos congelarla, el momento idóneo para ello es después de dejarla secar.

¿Cuánto dura la pasta fresca congelada en perfectas condiciones?



Podremos conservar nuestra pasta fresca en óptimas condiciones para consumir durante un plazo de 2 o 3 meses. Para saber en todo momento cuánto tiempo lleva en el congelador nuestra pasta, es muy útil escribir en la bolsa de congelación o envase propio la fecha del día que la congelamos.

Una vez congelada, ¿cómo la cocinamos?


Una vez tenemos nuestra pasta congelada, sólo tendremos que cocinarla en agua hirviendo, directamente sin descongelar. Sólo tardará un minuto más que la pasta fresca sin congelar. Para asegurar el punto de cocción, siempre es interesante probarla antes de retirarla del agua.

Beneficios de congelar la pasta fresca

  • Congelar la pasta fresca es ideal para disponer en todo momento un plato nutritivo fantástico y utilizarlo en el momento que más nos convenga.
  • El frío, concentra más los sabores, por lo que será igual de sabrosa o más que el primer día. Además también conserva los valores nutritivos, por lo que no perderemos ninguno de los beneficios del plato que queramos elaborar, una vez congelada.
  • También nos permitirá estructurar menús y recetas sin perder la textura y jugosidad tan característica de la pasta fresca.
  • Puede suponer un ahorro, pues al congelar la pasta, podemos comprar envases de mayor formato, lo que suele tener un precio bastante más económico. 
En nuestra tienda encontrarás diferentes formatos de pasta fresca. Puedes comprar 1kg de pasta fresca y congelarla para tenerla disponible siempre que quieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario