Search

Cómo preparar un buen café con cafetera italiana


¿Quién no ha tenido una cafetera italiana? Seguro que has preparado una buena cantidad de cafés o recuerdas ver a tu madre o abuela prepararlos con esta cafetera de toda la vida. Y es que aunque las cafeteras de cápsulas han ganado mucho terreno en el mercado, todavía es una tradición elaborar café con este método clásico; sobretodo en Italia donde es la máquina estrella para extraer la esencia del café y disfrutar de todo su sabor.

La cafetera italiana es una cafetera espresso que elabora el café por medio de vapor de agua. Debido al paso del agua a alta presión y temperatura (superior a 100ºC) se extrae mayor cantidad de aceite del grano de café y por tanto se obtiene más cuerpo del que se obtiene con las cafeteras de goteo.

A continuación vamos a ver algunos pasos y trucos para que nos quede un delicioso café utilizando la cafetera italiana o también conocida como cafetera moka.

1- Calidad de los productos a utilizar


Es importante elegir un buen café preparado y pensado para preparar en cafetera italiana.

También el agua adquiere una gran importancia, pues la cantidad de cloro o cal que pueda tener afectará en su sabor. Una buena opción es utilizar agua mineral.

Y por supuesto, la calidad de nuestra cafetera italiana también juega un factor importante, siendo mucho más recomendable una cafetera con el revestimiento interior de acero inoxidable frente a una de aluminio. Otra opción muy interesante y recomendable es la cafetera con el revestimiento antiadherente.


2- La cantidad de agua y café


Es importante poner la proporción adecuada de agua. Algunas cafeteras tienen un indicador con el nivel apropiado.

Si la cafetera no tiene indicador, una referencia es introducir agua hasta el centro de la válvula por donde sale el vapor, procurando no sumergirla.

Debemos rellenar el filtro de la cafetera hasta arriba, rasando la zona para que quede nivelado pero sin apretar el café ni apelmazar.

Si nos gusta el café muy suave, una buena opción es utilizar café arábica. Y un truco es llenar el filtro sólo hasta la mitad.


3- Temperatura constante


Una vez está la cafetera preparada y la parte superior bien enroscada llega el momento de ponerla al fuego. Para no arruinar el sabor del café es importante que mantengamos una temperatura constante. El fuego no debe estar a potencia máxima; si es vitrocerámica lo tendremos al 7 u 8 y si es cocina de llama, vigilaremos que la llama no supere el diámetro de la cafetera.

Si queremos un sabor más potente, cuando empiece a burbujear, no apagues el fuego hasta que no se haya llenado el depósito. Por el contrario, para conseguir un sabor más suave, en el momento en que empiece a subir el café, afloja el fuego un poco, hasta que se llene el depósito.

4- Remover el café


Este paso, es algo que no se conoce mucho, pero antes de servir es interesante remover el café con una cucharilla para que quede homogéneo y todas las tazas tengan la misma concentración de café.

¡Y ya tenemos listo nuestro café para disfrutarlo en buena compañía!

5- Limpieza de la cafetera


Para conservar la cafetera en óptimas condiciones y que los futuros cafés tengan mejor sabor no debemos usar detergentes ni estropajos. Simplemente debemos limpiarla a mano con agua caliente.

Si no conseguimos limpiar bien con agua caliente, podríamos utilizar algún detergente sin ningún tipo de aroma. Un truco para que sea más fácil limpiar la cafetera es hacerlo justo después de su uso, si la dejamos para más tarde, el café se seca y se adhiere mucho más a las paredes.

Una vez todas las piezas están secas, ya puedes montar de nuevo la cafetera y guardarla para la próxima taza.
¡Esperamos que la próxima vez disfrutéis de un café auténticamente italiano!
Y si queréis un café molido perfecto para elaborar con cafetera italiana, no os perdáis el delicioso Café Kimbo - Macinato Fresco que tenemos en nuestra tienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario